La Mirada Tourville

A los 9 años sus abuelos le regalaron su primera cámara, una kodak 110, con la cual su ojo inquieto comenzó a experimentar y jugar en su Rio Gallegos natal. Apasionada por la fotografía, y ya en su adolescencia, prefirió saltar a una cámara réflex en lugar de dejarse tentar por una de las novedosas cámaras digitales, de escasas opciones y megapixeles, que aparecían entonces. Hoy día, en Mar del Plata, lo analógico no es solo un medio, o una mera eleccion, es una parte integral del concepto que sostiene y da forma a su obra: "los colores son únicos, y me ayudan a narrar visualmente lo que quiero a través de cierta nostalgia".
Cuando uno va conociendo las fotos de Giselle "Maga" Tourville encuentra un enfoque muy particular de la realidad. Su mirada se posa sobre situaciones cotidianas que suelen escapar a la mirada distraída. Uno descubre un mundo que, a pesar de encontrarse todos los días ahí, suele pasar desapercibido.
Giselle realiza un rescate, ubica en el lugar central a sujetos que por razones sociales, estéticas, o de mero prejuicio, se han tornado "invisibles" para una mirada dominante que les es esquiva. Así entran en escena, por ejemplo, jubilados, bailarines de la rambla, señoras que van de compras, y otros personajes y lugares, que suelen encontrarse fuera de todo relato. Pero no entran en escena desde el lugar común de apelar a una muletilla de sensibilería social barata, fácilmente detectable por el uso y abuso del blanco y negro, ni desde un relato premeditado y forzado por ella, no. Entran en escena con su propio relato, con su propia historia, y es precisamente ahí donde las fotos de Tourville se convierten en obra: el concepto que las sostiene y las hila en un corpus de obra es precisamente el de brindar un lugar en lugar de forzar.
Su mirada entonces no es la de un fotógrafo clásico, sino la de un artista contemporáneo que sale a la calle a encontrar, a transformar en figura aquello que todos los días es fondo, y aquello que por cotidiano y "grasa" no suele ser retratable. Ese material para algunos tan poco "arty", tan poco bello, posee una belleza única que nuestros prejuicios no nos dejan ver. Giselle Tourville lo captura, lo realza, y lo pone ante nuestros ojos.




Jose M. Casas "two-"

0 comentarios: