Mar del Plata se queda sin sus ciclos de cine "fuera de circuito"?

Acaba de llegarnos una muy triste noticia que nos hace interrogarnos respecto a para que lado juega realmente el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA). Los ciclos de cine "fuera de circuito" que tenían lugar en la Sala Nachman --del Centro Provincial de las Artes Teatro Auditorium-- han debido ser discontinuados por presiones del INCAA respecto a que dicha sala no esta oficializada y por ende no puede destinarse a la proyección de peliculas.

Llegan asi a su fin ciclos ya clasicos y queridos como "El otro Cine" y "Funcion Especial" (organizado por Cinecos), y el mas joven y en ascenso "Muertos de Risa" que organizaba Fancinema. Y seguramente suceda lo mismo con el tan necesario ciclo "Nuevo Cine Argentino". La ciudad se queda entonces sin la proyeccion de peliculas que escaparan a lo que el circuito oficial tiene para ofrecernos en la actualidad, y claramente los perjudicamos somos todos.

Entendemos que el INCAA al ir tras las salas no oficializadas intenta mantener cierta calidad o estatus, y sostener un nivel de ingreso que le permita continuar subsidiando ciertas producciones. --Evitaremos en este caso entrar en el debate respecto a como se reparten dichos subsidios. También en el debate respecto a si las obras producidas con dinero del estado no deberian ser liberadas luego de un tiempo a la red bajo licencias Creative Comons para que todos los Argentinos que ayudaron a financiarlas puedan disfrutar de ellas.-- Sin embargo no podemos dejar de interrogarnos respecto a los efectos que esta persecución de salas tiene a la hora de su aplicación si no se tienen en cuenta las particularidades de los lugares en los que aplica.

En el interior las cosas son muy distintas para el cine. No solo es imposible acceder a cierto tipo de películas sino que incluso una gran parte de los estrenos del circuito comercial tampoco llegan. Existe por suerte Internet para poder bajar o ver lo que uno quiera, pero el confort del hogar jamas llegara a reproducir ese "plus" que la sala de Cine nos ofrece. A su vez el poder elegir entre un infinito de opciones hace que en función a nuestro limitado criterio se nos escape una cantidad de material mas que interesante. Es precisamente allí donde entran a jugar los ciclos de cine: nos ofrecen no solo la experiencia de sala y el compartir la película con otros; sino también una curaduria que nos permite ir mas allá de nuestro limitado criterio de selección.

Estos ciclos --y cualquier otro-- no solo sumaban opciones y riqueza cultural a la ciudad, sino que también aportaban una vía de escape a la visión segmentada impuesta por la industria y el circuito comercial en este momento. Entonces el accionar del INCAA es coherente con una institución que se interesa por el cine y la cultura? o es mas bien consistente con una institución que opera en defensa de un circuito oficial y comercial establecido? Limitar las opciones y reducirlas solo a las de la industria no es en cierta forma censura? Juega entonces el INCAA para el publico que lo financia con sus impuestos y la compra de entradas? o lo hace para una industria que por su gran poder de fuego tiene no solo la posibilidad de cooptar nuestro buen gusto y atención, sino también el bolsillo y la voluntad de nuestros representantes?

                           - - - - Pantalla Negra y Silencio - - - - (Para pensar) - - - -

Cada lector encontrara sus respuestas a las anteriores preguntas. Por nuestro lado, desde Arte Mar del Plata, optamos desde un comienzo por obviar la cartelera de cine del circuito comercial --la misma podía encontrar con facilidad en cualquier otro medio-- eligiendo hacer hincapié en aquellas propuestas quizás no tan difundidas pero que apostaban fuertemente por acercarle al publico otro tipo de opciones cinematográficas. Lamentablemente hoy nuestra agenda, y nuestro esfuerzo, se quedan sin dichas opciones.

0 comentarios: